viernes, 12 de julio de 2013

¿Por qué los emprendedores no crean Empresa?

El 11 y el 12 de Julio se realizó en Bogotá el Colombia Startup & Investor Summit, en español, la Cumbre de Emprendedores  e Inversores 2013, con muchos, muchos más emprendedores que inversores, aún así  un excelente escenario para que quienes pasan por la misma situación socialicen sus incertidumbres y experiencias.  


Como soy abogado y me gustan estas cosas, expongo mis tres conclusiones luego de un par  de charlas y algunas ponencias sobre el tema.  

A. Que los emprendedores no crean sociedades hasta que tienen un contrato, una inversión o una sanción que       les obliga a hacerlo.

B. Que cuando constituyen las sociedades los inversores tratan de llevarlos a sus jurisdicciones con lo que es común encontrarse con jóvenes de 25 años sin casa pero con sociedades en Panamá y Delaware.

C. Que dichas empresas son estructuradas por el inversor, lo que en abstracto suena a mala idea.




Es este artículo desarrollo la primera conclusión, por qué los emprendedores no constituyen sociedades, la respuesta es sencilla, porque no les compensa.

En Colombia hemos venido avanzando progresivamente en la reducción de los trámites y requisitos para constituir empresas en Colombia. Hoy en 2 días es posible tener una sociedad registrada con numero de identificación tributaria temporal. Iniciativas como la que lidera nuestra oficina en la cual el emprendedor con solo completar un formulario  obtiene en su correo los estatutos listos para presentar en la cámara de comercio o para modificar según nuestras recomendaciones, facilitan aun más el camino de la creación de compañías en Colombia.

Mucho se ha escrito sobre los beneficios de la Ley 1429 y sobre las Sociedades por acciones simplificadas, incluso nosotros lo hemos hecho, estos avances que no subestimamos sino que celebramos enormemente, no son suficientes y no lo son porque la constitución de una sociedad  es el paso 1 de 100, que hay que andar al constituir una sociedad, camino que se convierte en un calvario con desviaciones anuales, bimestrales y trimestrales que llevan nombres como RENTA, IVA, ICA, RETE-FUENTE, RETE-ICA, CREE, INFORMACIÓN EXOGENA NACIONAL Y DISTRITAL , SUPERSOCIEDADES ETC. 

Dicha  gran cantidad de trámites y obligaciones formales justifican, en mi  concepto,  que dichos emprendedores prefieran la clandestinidad jurídica, lo cual no es ilegal, es una mala idea económica a largo plazo, pero para nada ilegal.

Esta  critica no va en contra del sistema tributario con sus mil disposiciones que en principio mejoran la eficiencia, ni de su desarrollo de la progresividad que es por supuesto muy discutible,  sino de la imposibilidad real de cumplir estas obligaciones sin la ayuda de un profesional en contabilidad.

Esto en términos prácticos significa que a pesar de que constituir una empresa es muy sencillo, su manejo diario es complejo y mientras no se tenga ingresos que permita la contratación así sea externo de un contable, yo al igual que usted señor emprendedor, tampoco constituiría ninguna empresa.

Antes de que todos mis colegas me fusilen por tan tendenciosa afirmación, yo mismo le diré los riesgos que toma.

a) Que si no tiene una empresa usted responde con todo lo que tenga por las deudas del negocio. - Ya, pero tener una compañía no garantiza que no lo haga, ya que hasta para un celular le van a pedir a los socios que sean solidarios si el monto del capital es poco.

b) Que no va a tener beneficios tributario. - Si, pero tampoco le va a tener que pagar a nadie por tenerlos.
c) Que no puede regular las relaciones con sus socios dentro de la compañia.- Mentira, ya que es perfectamente posible regular mediante un contrato como van a ser las relaciones de los que en el futuro serán socios, su porcentaje de propiedad y participación,  un contrato que no paga registro, ni puede ser sujeto de las injusticias devoluciones en Camára de COmercio

Así que en conclusión, si usted señor emprendedor (Fíjense como no decimos señor o señora emprendedor(a) ya que esta inclusión es en si misma una discriminación) visita la oficina de un abogado para consultar  que es lo que debe hacer,  le dirá que cree una empresa, incluso yo se lo diré, pero si evaluamos pros y contras, y sobre todo costos y beneficios, veremos con tristeza que en la primera etapa de emprendimiento es mejor actuar como persona natural es decir; sin empresa.




Juan Sebastian Noriega